Grafólogo, hermano, tu meta es el ser humano.

El objetivo es inmenso.
Tan lejano como lo sueñes.
Tan cercano como lo intentes.

No dudes de tu deber: lo estás construyendo para ti.
No te apoyes en realidades: ¡Hazlas!

Si anhelas sembrarte surco has de hacer, de tu ser, arado.

Tu anhelo está en ti
Tu empeño eres tú

Y si algo no se logró… no renuncies a la belleza
de tus utopías perdidas si creíste y luchaste por ellas
pues al hacerlo repudias lo bello de tu lucha y tu creencia.

Grafólogo, hermano, tu meta es el ser humano.

El hombre es… lo que aún nos queda por hacer.

Juan Allende del Campo ( Revista Gramma Nro. 64 – Año XVIII ) Presidente de la Asociación Grafopsicológica de España
Jefe de Redacción de la revista Gramma

Anuncios