Dijo Carl Gustav Jung ( 1875 – 1961 Psiquiatra y psicólogo Suizo, creador de la Psicología Analítica ):

 “Quien mira al exterior sueña, quien mira al interior despierta”.

Un estudio grafológico de personalidad, nos ayuda al autoconocimiento de manera profunda. Nos muestra todo lo que no queremos ver. Y eso es despertar. Despertar es el principio de evolucionar.

“Aun el camino más largo siempre comienza con el primer paso”     Lao-Tse

Max Pulver, precursor de la grafología dice en su libro “Persona, carácter, destino”: 

“El destino es el carácter de nuestra persona proyectado en el tiempo como transcurso de nuestra vida, como nuestra biografía.
El que aprende a ver su propia proyección, el que de esta manera aprende a verse a sí mismo, sienta con ello las bases para aprender a dominar su propio destino y dar a la sucesión, aparentemente obligada de sus acontecimientos, es decir, al curso de su vida, la dirección creadora propia”.

La Grafología nos muestra nuestras capacidades, fortalezas y debilidades. Nos ayuda a valorarnos y a ser asertivos, que no es ni más ni menos que saber lo que queremos y poder actuar en consecuencia de manera firme, exentos de agresividad.

También nos da la posibilidad de corregir aquellos aspectos que no nos gustan, a través de la Grafoterapia.

Anuncios