You are currently browsing the category archive for the ‘Estudio de la escritura’ category.

http://www.asociaciongrafopsicologica.com/index.php

Anuncios

Grafólogo, hermano, tu meta es el ser humano.

El objetivo es inmenso.
Tan lejano como lo sueñes.
Tan cercano como lo intentes.

No dudes de tu deber: lo estás construyendo para ti.
No te apoyes en realidades: ¡Hazlas!

Si anhelas sembrarte surco has de hacer, de tu ser, arado.

Tu anhelo está en ti
Tu empeño eres tú

Y si algo no se logró… no renuncies a la belleza
de tus utopías perdidas si creíste y luchaste por ellas
pues al hacerlo repudias lo bello de tu lucha y tu creencia.

Grafólogo, hermano, tu meta es el ser humano.

El hombre es… lo que aún nos queda por hacer.

Juan Allende del Campo ( Revista Gramma Nro. 64 – Año XVIII ) Presidente de la Asociación Grafopsicológica de España
Jefe de Redacción de la revista Gramma

 http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/13/barcelona/1239647051.html

Crímenes resueltos por la grafología

DELATADOS POR NUESTRAS PROPIAS MANOS

Esta técnica fue decisiva en casos como el asesinato de Anna
Permanyer

Por: Xiana Siccardi

Esta técnica que hoy usan todas las policías fue decisiva para
resolver casos como el asesinato de Anna Permanyer.

La grafía extremadamente angulosa de un maltratador, la letra
redondeada y con diferente presión característica de muchas
jóvenes anoréxicas, la fragmentación lineal de la esquizofrenia
o, en el caso de los trastornos depresivos, “la escritura
descendente, finales caídos, barras de t caídas o ausentes,
escritura floja y laxa, sin relieve, empequeñecida y puntuación
ausente”, son algunas de las máximas generalidades de la
grafología, aplicada a la rama forense y psiquiátrica.

La voluntad de explicar esta disciplina corre a cargo de dos
reputados grafólogos Francisco Viñals y María Luz Puente, en su
nuevo libro ‘Grafología Criminal’ (Herder), que analiza
minuciosamente estas alteraciones con ejemplos gráficos y
reproduciendo cartas reales, para luego detallar con ejemplos
las caligrafías de personajes tristemente célebres, desde Adolf
Hitler, pasando por Jack El Destripador, el atracador «El
Solitario», y los asesinos Tony King y Carmen Badia, la mujer
condenada por matar a la psicóloga barcelonesa Anna Permanyer.

El volumen pasa, caso por caso, de los trazos “flojos y tensos”
de una persona bipolar; o la manifestación de un acusado estrés
en el llamado “efecto acordeón» de soltura y apretujamiento de
la escritura. En nuestro trazo se muestra, incluso, si existen
acusados estados de ansiedad que llevan a un conjunto de
escritura “entrecortada, agitada con cambios bruscos de
dirección, casi siempre inclinada y acentos afilados”. Analiza,
también, el llamado «temor circunstancial», delatado por
«grandes espacios en blanco, bolsas en el margen derecho,
lapsos, torsiones, inhibiciones, saltos y temblor”.

Prácticamente todas las patologías tienen una correlación
caligráfica. Es el caso, por ejemplo, de un pirómano analizado
en el libro, cuya firma tachada sobre sí misma refleja “la
autoanulación o descontento de su propia personalidad”, con
algunos ejes superiores sobrealzados que “indicarían la
aspiración a llegar a un status; pero la escritura es floja,
motivo por el que no hay fuerza de voluntad: se deja llevar por
los estímulos, por las tentaciones, y como quiere hacer algo
grande, en el sentido negativo lo consigue incendiando los
bienes de los demás”.

La excitación causada por la cocaína, como otro ejemplo, lleva a
“un engrandecimiento del grafismo, una magnificación que muchas
veces va acompañada de la necesidad de escribir en mayúsculas»,
aunque lo más común en los casos generales de drogadicción son
«las alteraciones de la presión y los temblores”.En sus más de
500 páginas, este nuevo volumen explica que la aplicación de la
grafología en la forensia se desarrolló, primero, en los
servicios secretos, y actualmente “no hay una sola élite
policial que no se sirva de ella”, de la misma forma que la
utilizan los médicos, “sobre todo, para dictaminar sobre notas
suicidas”. El objetivo final es, en todo caso, que el juzgador
pueda formarse una opinión apoyándose en “el estado psicofísico
del analizado”.

El estudio de los grafólogos menciona, también, el caso de dos
adolescentes que habían desaparecido, y se trataba de averiguar
si lo hicieron en contra de su voluntad o por motivación propia.
Los investigadores vieron “letras desligadas y con rasgos de
presión ascendente” en el caso de un chico, y síntomas de
inadaptación en el caso de una chica de 18 años, cuya caligrafía
tenía “una inclinación invertida, con algún rasgo sociopático:
mezcla de mayúsculas con minúsculas con trazos infantiles”.
Huyeron por propia voluntad. Centenares de ejemplos con los que
nuestras propias manos nos delatan. El análisis que derivó en
condenaEl análisis grafológico más decisivo en un juicio
celebrado en Barcelona fue el que se realizó en el famoso
caso Permanyer. El asesinato en extrañas
circunstancias y sin móvil claro de una psicóloga, Anna
Permanyer, llevó a la detención de tres personas, siendo la
principal acusada la inquilina de una de sus propiedades, Carme
Badía.

Pero cojeaba el móvil del crimen. Como dijeron los
investigadores, la acusación se basaba en “muchos indicios, pero
sin una prueba concluyente”.El jurado basó la culpabilidad de
los dos acusados en pocos elementos. Uno era un pelo de uno de
los procesados, Joan Sesplugues, en el cadáver. El otro, un
contrato de arras: la supuesta venta del piso arrendado de
Permanyer a la inquilina, Carme Badía. Cosa extraña, ya que la
familia de la víctima juró y perjuró que Anna no quería
venderlo.

Pero había algo que chirriaba en las firmas del contrato. Anna
Permanyer siempre había sido muy cuidadosa y pulcra en la firma
de los documentos oficiales.

El grafólogo Viñals se encargó de analizar la rúbrica, y aportó
al jurado un dictamen concluyente: Anna Permanyer firmó de forma
muy distinta, de manera “atormentada”, incluso en lugares donde
no correspondía. Apuntó, inclusive, que esa firma podría haber
sido estampada bajo una presión no sólo de su propia mano, sino
obligada físicamente por terceros. El jurado les declaró
culpables.

En su libro, Viñals va más allá y analiza la letra de la
asesina, Carmen Badía. Resalta “la s ocultante con
guadaña afilada en la zona inferior junto con otros trazos a
modo de objeto cortante, barras de t y trazos en
diagonal ascendente” o “disparos acerados, formas angulosas en
trazo inferior, cambios de presión, letras repasadas o
congestionadas, que son también reflejo de desviaciones de la
fuerza libidinal que tantas veces encontramos en las escrituras
criminales”.

———- ———- ———- ———- ———- ———-
(c) 2009, elmundo.es (http://www.elmundo.es/)

Por Esteban Podeti

MI IDEA DE LLEGAR A LOS 80 AÑOS MANEJANDO CON EL REGISTRO VENCIDO NO TENÍA MUCHO FUTURO NI DEMASIADO SENTIDO, así que me tomé el 47 y me allegué por fin hasta Lugano, más exactamente al coso del Registro Automotor. Podemos decir, con completa satisfacción, que la primera parte –la de la evaluación psico-físico- técnica- fue superada con todo éxito. Sí, es cierto, tuve ciertas dificultades –aunque les cueste creerlo- en la parte del test psicológico.No por mi culpa. El test está hecho para personalidades obsesivas y psicopáticas. Consiste, resumido así, a grosso modo, de copiar unos dibujitos. Pero qué dibujitos. No es que tenés que copiar un patito, un perrito. Una casita. No, se trata de unos dibujos abstractos y endiablados, despojados por completo de Humanidad y Poesía. Por ejemplo, está la Flecha formada por Puntitos Alineados en Dos Direcciones Diferentes, o Mr. Ondas, o la Fila de Miguitas de Pan Representada por Puntitos.A la dificultad del test en sí, se sumó un tipo de presión personal; seguramente esto no corre para Uds., hombres de la calle, del común, del corriente, que viven una vida gris y monótona entre memos y expedientes, pero yo soy un AR-TIS-TA, soy dibujante, o sea, te hago un Pájaro Loco, ponele, y me sale RE BIEN, por lo que me tomé el testeo como un desafío a mi orgullo personal.Tal vez ese fue uno de los factores que perjudicaron mi desempeño. Ya me puse un poco nervioso al dibujar a los primeros personajes de la galería, Círculo & Rombo, que a pesar de su sencillez de diseño me salieron espantosamente mal –especialmente Rombo. Intenté relajarme con un “tranqui, Esteban, estás calentando los motores”, sin creérmelo demasiado. Luego vino la Fila de Miguitas de Pan, que me salió medio torcidex, y por fin el primer Gran Escollo: la Guarda de Pequeños Óvalos Dispuestos Diagonalmente de a Tres. Ya al ver el modelo (obviamente realizado con una máquina de esas que diseñan fractales) tuve una pequeña lipotimia. Haciéndome de valor, la copié una vez. La copié dos veces (te dan una goma; esto prueba que los tipos saben que tan tan tan fácil no es). A la tercera, me quedó para el culo, pero terminada. Pero no pude disfrutar de mi éxito, al ver que varios de mis compañeros ya estaban terminando; obviamente, ser el último también sería un dato a tener en cuenta en la evaluación. Bueno, yo lo tendría en cuenta. “El Paciente Tiende a la Lentitud y el Retraso. Puede ser un Decisivo Factor de Congestionamiento de Tránsito”. Es cierto que en ruta a más de 90 no voy. Lo que no sabía era que eso podía saltar en el test.Mientras luchaba copiando otro de mis enemigos mortales, la Herradura Invertida Formada por Diecinueve puntitos con un Pendorcho en Diagonal Formado por Siete Puntitos (los conté), me tomé la libertad de revisar los dibujitos faltantes y comprendí que no me iban a entrar en la hoja. Obviamente, sabiendo lo RETORCIDOS que son los psicólogos, comprendí que la forma de utilizar la hoja también era parte del test. Pensé en diferentes alternativas: dejar el test por la mitad, pedir otra hoja, utilizar algún espacio en blanco que me quedara en la parte de arriba, pero estas “soluciones” estarían acompañados de inevitables diagnósticos uno peor que el otro: desde imprevisión a desorden mental, pasando por la codicia. Había otra alternativa: borrar todos los dibujos hechos hasta el momento y empezar de nuevo, apretando un poco más las nuevas versiones. Lo descarté, porque sólo quedábamos un señor mayor y yo y no quería sentirme humillado. Opté por una solución de compromiso: Borrar la Herradura Invertida y apretarla un poco, para que la figura siguiente, Mr. Ondas, me entrara correctamente, y colocar las dos figuras finales, Diamante Encastrado dentro de Otro Diamante 1 y Diamante Encastrado dentro de Otro Diamante 2 en la misma línea. No me gustó, pero era la solución más elegante. Así que a borrar. La goma. Dónde está la goma. ¡La goma! ¡Quién me afanó la goma! Por supuesto, me contuve de acusar a algún compañero de robo (por lo demás hubiera sido imposible, ya que en el claustro no quedaba nadie), temiendo como siempre a que esto influyera en el diagnóstico. Y por otro lado, la goma sencillamente se había caído al piso.Un momento. ¿Debo agacharme y recoger la goma? ¿Es posible que esto también forme parte del test? “El Paciente tiene Tendencias a Agacharse a Agarrar cosas Mientras Maneja”. Medité el asunto durante unos cinco minutos. Y me arriesgué a recoger la goma; peor sería, supuse, que me decida a quedarme a vivir ahí.“Metámosle, Esteban”, que el personal psicológico ya me observaba haciendo chasquear la lengua, y borré con mucho cuidado la cuarta o quinta versión de la Herradura Invertida Formada por Diecinueve Puntitos DEL CARAJO, no sin una gran tensión y preocupación: lo último que me faltaba era romper la hoja. Calculo que entregar una hoja rota en el examen psicológico del Registro de Conductor debe ser como volcar el auto durante el examen final, o incendiarlo.

Por fin, con la espalda llena de nudos y la frente surcada de venas latiendo, entregué el examen, seguro de haber sido derrotado y diagnosticado de media docena de neurosis.

Cuando vi el resultado final, sin embargo, resultó que me habían aprobado. Fue, sin embargo, un final agridulce. La evaluación constaba de tres casilleros: “DIS”, “NORMAL” y “EXCELENTE”, habiendo yo sido diagnosticado de “normal”.

O sea, “Excelente” no. “Normal”. ¿Por qué no “Excelente”? Francamente me dejó preocupado. Quiere decir que la tipa algo vio. Vio algo, algo que no le gustó.

¿Qué hago, vuelvo a Lugano y le pregunto?

Fuente: http://weblogs. clarin.com/ podeti/archives/ 183126.php

 

 

 

 

 

NUEVA YORK ( The New York Times ).- ¿Quiere mejorar su rendimiento laboral o escribir una novela? Quizá sea hora de cambiar el color de las paredes de su oficina o del fondo de pantalla de su computadora. Un estudio realizado por científicos de la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá, demostró que el color rojo vuelve a las personas más precisas, mientras que el azul aumenta su creatividad.

El equipo reunió a 600 personas que debieron resolver varios tests con palabras o imágenes en una computadora con fondo de pantalla rojo, azul o neutro. Quienes usaron el fondo rojo obtuvieron mejores resultados en los tests de memoria y atención. Pero quienes usaron el fondo azul fueron superiores en el test de creatividad.

“Si una persona quiere mejorar su memoria para corregir textos, por ejemplo, el rojo sería el color indicado”, dijo Juliet Zhu, profesora asistente en la Escuela de Negocios de la universidad canadiense y autora principal del estudio. Afirmó también que si lo que se desea es lograr buenos resultados con “una tormenta de ideas para probar un nuevo producto o encontrar la solución a la obesidad infantil” lo mejor es usar una habitación con las paredes azules.

Una de las pruebas consistía en resolver anagramas. Así, surgieron palabras como “peligro”, cuando el fondo era rojo, y como “aventura”, cuando era azul.

El equipo estudió también las reacciones de los participantes ante distintos avisos publicitarios. Los que detallaban cualidades de productos o prohibían acciones llamaron más la atención en fondos rojos, mientras que aquéllos con diseños creativos o que enfatizaban actividades positivas lograron mayor éxito en fondos azules. Pero cuando se les preguntó qué color podría mejorar su desempeño laboral, la mayoría mencionó el azul. Zhu lo atribuyó sólo a preferencias personales.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1097748

Seis de cada diez secundarios no saben qué carrera seguir

“Ni idea”, respondió el 64% de los que participaron en una encuesta on line. Los expertos señalan que hay que ayudar a los jóvenes a definir intereses y que la sobreoferta de carreras no los ayuda. “La vocación se construye”, insisten.

Por:  Gabriel Giubellino

 

Si es tu realidad o la de alguien cercano a vos, te puedo ayudar con un estudio de Orientación Vocacional ( ver solapa )

 

Lee la nota completa en: http://www.clarin.com/diario/2008/09/24/sociedad/s-01766757.htm

 

 

Revista Digital Grafo informa que está abierta la inscripción a la suscripción del primer número lanzamiento Agosto – Setiembre, el mismo es de distribución gratuita.

Los interesados, deberán inscribirse al siguiente mail:

revistadigitalgrafo@yahoo.com.ar

Revista Digital de Grafología con todos los contenidos sobre el ámbito grafológico:

– Notas

– Novedades sobre el ámbito grafológico a nivel nacional e internacional.

– Exclusivo material para los socios de la revista.

– Descuentos en cursos y seminarios de profesores asociados a nuestra red de socios.

Publicación bimestral y envíos personalizados a su cuenta de mail.

A los interesados en suscribirse, enviar un mail al grupo editor, al siguiente correo electrónico

revistadigitalgrafo@yahoo.com.ar

 

La nota se refiere a la Grafología como herramienta cada vez más usada en la Selección de Personal.

Para leerla, clickeá en el link.

http://buscador.lanacion.com.ar/Nota.asp?nota_id=971234&high=grafolog%EDa

Primer Encuentro Argentino de Investigaciones Grafológicas       exponiendo-iii.jpg

exponiendo-ii.jpg       Durante la exposición

1er Encuentro Argentino de Investigaciones Grafológicas 

Se realizó  el 6 de Octubre de 2007. ( Ver link ).

Participé exponiendo mi investigación sobre Rasgos de Neurosis, su relación con los Trastornos Gastrointestinales y sus derivaciones en  los grafismos.  

Reconocida como ciencia desde 1871, permite conocer a las personas a través del estudio de sus grafismos: escritura, firma y rúbrica, dibujos y garabatos.

Es una valiosa herramienta ampliamente aceptada a nivel internacional, con un creciente campo de aplicación: autoconocimiento, docencia, psicología, derecho, criminología, selección de personal, orientación vocacional, etc.