La Grafología es una aplicación cada vez más usada como método probatorio en juicios.

En el Nro.168, pág. 7 de la revista FOJAS CERO, del ámbito legal, la Dra. Clementina Montoya, titular del Juzgado Civil Nro. 66, relata que le tocó intervenir siendo secretaria de dos expedientes que utilizaban pericias grafológicas. Un caso era de una simulación y el otro de nulidad de testamento. Contó que en ambos casos los abogados solicitaron la realización de esa pericia, junto con la caligráfica. Y el Juez, en virtud de la ampliación probatoria, hizo lugar a la medida. Termina la nota con un dicho del maestro Berizonce: “ el motor anónimo de la jurisprudencia es el abogado. Si no hubiera abogados que se atrevieran a hacer planteos novedosos, la jurisprudencia no avanzaría.”

Anuncios